La piel actúa como barrera protectora que impide la penetración de todos los agentes externos, así como la pérdida de agua del organismo. La sequedad de la piel y la aparición del picor son trastornos como consecuencia de la rotura de la barrera cutánea.

La función protectora de la piel se debe a su correcta estructuración e hidratación. La estructura de la piel se puede visualizar como una pared de ladrillos, siendo los ladrillos los corneocitos y el cemento que los recubre la película hidrolipídica.

En una correcta hidratación y estructuración de la piel juegan un papel fundamental los componentes del factor de hidratación natural:

Urea, sustancia capaz de retener agua permitiendo una turgencia óptima de los corneocitos.  El manto ácido (láctico, pirúvico , etc.)  mantienen el pH ácido de la superficie de la piel (pH 5,5) evitando así la activación de proteasas degradantes. Círculo “picor-rascar”

El menor nivel de urea y la rotura de la película hidrolipídica, provocan una pérdida de agua de los corneocitos. Estos se contraen y tiene lugar la aparición de grietas en el estrato córneo que permiten la entrada de alérgenos y sustancias irritantes que inducen una respuesta inflamatoria. Además, los corneocitos al contraerse liberan mediadores proinflamatorios que conllevan inflamación en el estrato córneo, que se traduce en picor.

La sensación de picor incita a rascarse, aumentando la liberación de mediadores proinflamatorios; esto se traduce en una piel más seca que, a su vez, aumenta la sensación de picor: círculo vicioso “picor-rascar”.

Una solución: los emolientes

El tratamiento básico para todas las dermatosis que cursan con sequedad de la piel consiste en un tratamiento tópico continuado con emolientes. Con el propósito de romper el círculo “picor-rascar” es recomendable incluir en la formulación del emoliente una sustancia con actividad antipruriginosa.

Bepanthol , Neutrogena y Balneum tienen componentes específicos que las hacen indicadas para afrontar las molestias que provocan estas irritaciones.

Tambien pomadas y liquidos con antihistamínicos o con amoníaco están indicados en este caso (Polaramine , After-Bite, Azaron …).

Alivio del picor: Polidocanol 3%. Agente con actividad antipruriginosa.

Hidratación: Urea 5% es el humectante natural que atrae y retiene el agua en la epidermis. Locion de calamina a base de sales de zinc etc…

Alivio del picor en 5 minutos.Su uso preventivo y diario puede reducir el uso de corticoides tópicos en un 74% de los pacientes.